Los emojis se convierten en gárgolas

Muchas catedrales del Viejo Continente tienen sus fachadas repletas de gárgolas de piedra que representan hombres, mujeres, animales y criaturas mitológicas. A parte de la historia que hay detrás, en muchos casos su función es doble. Además de adornar los edificios también sirven de desguace para el agua de la lluvia.


Ahora, como recoge The Verge, un arquitecto ha decidido actualizar esta técnica utilizando los emojis como modelo. Changiz Tehrani cree que estas imágenes serán uno de los iconos del siglo XXI y por eso ha decidido colocarlas en el edificio que ha diseñado en la ciudad holandesa de Amersfoort.
Fuente: lavanguardia
Síguenos en FacebookTwitter y Google++